Páginas

Trámites para gestionar una herencia

Para gestionar una herencia, los trámites  deben iniciarse a la brevedad posible.

De esta forma, se pueden evitar retrasos y múltiples inconvenientes.

Antes de entrar en detalles, es importante aclara que una herencia es un acto jurídico.

Por medio de este acto, una persona fallecida transfiere bienes, derechos y obligaciones a terceros.

Para gestionar una herencia, lo primero, es forma parte de los herederos legales.

El heredero, es la persona que posee derecho a los bienes, o una parte de ellos, de una persona fallecida.

Gestionar una herencia

Generalmente, los herederos, son familiares cercanos. Por ejemplo, los hijos, los cónyuges o los padres.

La ley, considera que estas personas entran dentro de la legalidad jurídica, que los configura como individuos con derecho de sucesión.

 

¿Cómo gestionar una herencia?

La herencia, es la forma de designar el conjunto de bienes patrimoniales de un individuo. Es decir, todas las posesiones muebles o inmuebles que posee al momento de su defunción.

De este conglomerado de bienes, derechos y obligaciones, algunos se extinguen con el fallecimiento.

Por lo tanto, no son hereditarios. Pero para aquellos bienes o derechos que si entran como herencia, se deben realizar algunas gestiones importantes.

Gestionar una herencia, es un proceso que debe iniciarse pronto, no obstante, la ley estipula un periodo de hasta seis meses que puede prorrogarse hasta un año.

 

Escenarios posibles al gestionar una herencia

formas de gestionar una herencia

Antes de gestionar una herencia, se pueden presentar tres escenarios, cada uno con sus propios detalles y métodos de gestión.

1.- En común acuerdo

En este caso, los herederos, deben dirigirse a la notaria. El notario expide un documento que estipula el acuerdo ya establecido entre ellos.

El documento, puede ser de carácter privado, o una escritura pública.

Pueden nombrar apoderados, o hacerlo de manera personal.

2.- Por decisión de un juez

En este escenario, los herederos, al no llegar a un acuerdo satisfactorio para todos, asisten a un juez.

Para gestionar una herencia, bajo este perfil, es necesario un apoderado o asesor legal.

reparticion de herencias

El juez, será el encargado de hacer la debida repartición de los bienes.

3.- Una tercera opción, es nombrar un contador, el cual, fungirá como partidor de los bienes existentes.

Este contador-partidor, tendrá carácter de testamentario, y será el encargado de repartir la herencia.

Dentro de esta opción, pueden haber dos variantes: una, que sea nombrado por el fallecido en su testamento; la otra, es que sea elegido por los herederos ante un juez.

Esta última alternativa, es mucho más sencilla, económica y el proceso requiere de menos tiempo.

 

¿Cómo gestionar una herencia si no hay testamento?

Al comenzar a gestionar una herencia, es posible que no exista un testamento. En Colombia, este tipo de herencia, se denomina intestada o abintestato.

Cuando suceden estos casos, los herederos suelen ser los descendientes. Es decir, los hijos.

Los herederos ascendientes, son los padres naturales o adoptivos.

En el debido orden sucesoral, estarán conyugues, los hermanos, sobrinos, el estado o cualquier persona que logre demostrar su parentesco.

El orden de sucesión, se estipula, según el código Civil Colombiano, en 5 escalafones.

En el primer orden, se ubican los hijos, independientemente de que sean naturales, adoptivos o extramatrimoniales.

orden de sucesion en herencia

El segundo orden, abarca a los padres, los abuelos y hasta los bisabuelos.

Dentro de tercer orden, se encuentran los hermanos y sobrinos.

El cónyuge, se ubica en el cuarto orden.

Dentro del quinto orden, se considera al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

 

Gestionar una herencia intestada

 

Para gestionar una herencia intestada, se pueden realizar dos acciones:

1.- Notarial: el heredero o los herederos acuden al

notario, el cual, a través de un acto público, entregue legalmente los bienes correspondientes a cada uno.

2.- Judicial: esta opción es tomada cuando no hay un acu

erdo sobre la forma de repartir la herencia.

Para ello, será un juez, quien determine la mejor repartición entre los herederos.

gestionar herencia intestada

 

Impuestos y gastos al gestionar una herencia

En Colombia, las herencias, se consideran como una Ganancia Ocasional.

Es decir, no pertenece a los bienes recibidos como producto de una actividad formal.

Por lo tanto, el impuesto se declara como renta independiente. A tal fin, se calcula una tarifa del 10%.

Este monto, se determina sobre el valor patrimonial. Para tener una idea de valor de dicho patrimonio, se toma en cuenta el valor reportado hasta el último día del año anterior a la fecha en la que se liquidó la sucesión.

 

Casos especiales

 

Hijastros

Los hijastros, no tiene derecho a sucesión de sus padrastros.

En el orden de sucesión, sólo se consideran herederos a los hijos naturales, adoptados, extramatrimoniales, o productos de una unión de hecho.

 

El repudio

Este es un acto mediante el cual un heredero renuncia su parte sucesoral.

Usualmente sucede cuando la diferencia entre la suma de la herencia patrimonial no supera el monto de obligaciones heredadas.

Por ejemplo, si la adición de los bienes genera detrimento del patrimonio ya existente del heredero.

En estos casos, el heredero puede declarar su renuncia mediante un acto público y solemne en la actuación judicial de sucesión.

Dentro del marco legal de las sucesiones en Colombia, se hace posible que la persona que ejerce su derecho al repudio, pueda tomar la figura de representación.

 

Renuncia a la sucesión

En la nación colombiana, una persona es libre de renunciar a su herencia.

Dicho de otro modo, la ley permite a los individuos, negarse a formar parte de una sucesión.

Generalmente, cuando un heredero demora en recibir su herencia o no se presenta durante los actos relacionados a la gestión, se considera que está renunciando a esta.

Este derecho, solo es otorgado a quienes hacen libre administración de sus bienes.

Es decir, quienes se encuentran impedidos de hacerlo, no pueden renunciar a la sucesión.

En estos casos, debe hacerlo a su nombre, la persona que los representa legalmente.

 

Embargo de herencias

Dentro de las sucesiones, se incluyen los bienes y las obligaciones.

Por ello, las herencias son objeto de embargo.

Esto, sucede especialmente cuando existen deudas contraídas ante entidades bancarias.

Los bancos o acreedores, pueden embargar el patrimonio cuando aún no ha sido reclamado o aceptado como herencia por parte de los sucesores.

 

Requisitos para gestionar una herencia

  • Certificado o acta de defunción.
  • Registros civiles de nacimiento. De todos los herederos.
  • Registro civil de matrimonio. Del fallecido, si estaba casado al momento de su muerte.
  • Cuando existiere.
  • Certificados de titularidad de los bienes. Constancia de ser el propietario absoluto y legal. Otros Documentos que prueben que los bienes fueron adquiridos por el causante de la sucesión.